Baños Turcos

Esta terapia de calor húmedo permite alcanzar un estado físico y psíquico especial caracterizado por la desintoxicación general del organismo, depuración de la piel y distensión muscular que proporciona gran serenidad y un enorme placer, produciendo a su vez un beneficioso efecto anti-stress.

Para la piel: La eliminación de grasas e impurezas, que se depositan en los poros de la piel, es notoria luego de tomar un baño turco, con lo cual mejora substancialmente la capacidad respiratoria y de oxigenación de todo el organismo.

Para vías respiratorias, reumatismo, stress y cansancio natural: El aire puro que se logra por la humedad sobre lo normal del baño turco, sumado a ramas de eucaliptus, tienen como efecto la contracción y elongación permanente del sistema nervioso y muscular, ayudando al alivio de vías respiratorias, gripe, stress y cansancio natural entre otros.